jueves, 17 de noviembre de 2016

Eliminatorias Rusia 2018: El mejor Perú pierde contra el mejor Brasil (Perú 0-2 Brasil)


Foto: La República.

Es difícil cuando el rival está en racha, muy difícil. Y más todavía cuando se trata de un equipo que tiene bastante desequilibrio en ataque, sin ser algo del otro mundo. A Brasil se le nota que no le sobra nada, pero es un equipo sobrio, correcto, que sabe lo que tiene, y cuyas piezas están bien aceitadas como para cumplir sus objetivos. Por eso, pese a que figura a figura Argentina es más, la canarinha le metió 3 casi sin sufrir. Y a nosotros 2, de local, sufriendo (tal vez) un poquito más. 

Lo que no era muy difícil antes del partido era imaginar una derrota. Pero, claro, nosotros peruanos, viniendo de una buena victoria ante Paraguay, teníamos que esperanzarnos. Y es fútbol, no? Todo puede pasar. Pero no pasó. Al hincha le puede parecer normal (no veo reacciones extremas, más allá de los memes), pero hay cosas para resaltar del partido, y es que Perú ha mejorado un montón en rendimiento, tanto colectivo como individual. Lamentablemente para las eliminatorias lo único que cuentan son los resultados, y si bien ésto no nos pone por encima de nadie, es un poquito esperanzador. Ojalá Gareca piense en quedarse un ciclo más, sin duda es el que más jugo ha podido sacarle al grupo. Markarián tuvo muy buenos partidos, pero un rendimiento muy irregular. Gareca es el primero que logra un rendimiento estable con la selección, y se refleja un poco en la victoria frente a Paraguay y el empate con Argentina. Recién estamos entrando el forma, creo yo, y si hubiéramos comenzado así la eliminatoria, tal vez otra sería la historia. 

El fútbol es de momentos, como dice el profe Mou, y a Perú le ha servido la cercanía de las últimas 6 fechas (jugadas en en un lapso de 2 meses), para llegar a un rendimiento colectivo aceptable. Pese a los cambios, se nota que se sabe qué hacer en ciertos momentos (automatismos) y eso es muy positivo. Una pena que a estas alturas sirva poco. 

A ésto le tenemos que sumar los rendimientos individuales de casi todos, Cueva está en un nivel superlativo; los laterales en particular en el partido con Brasil jugaron por encima de 7 puntos (salvo el rebote desafortunado de Loyola que generó el 0-1) casi todos, menos Guerrero. La disposición táctica fue bastante reservada también, llegando a tener 9 hombres detrás de la línea de la pelota, y creo que por eso Paolo quedaba casi siempre muy cerca del medio campo. Era como si jugáramos sin delantero, esperando las proyecciones de atrás.

Así llegamos a la fecha 12 de las eliminatorias, con más vida, y mejor rendimiento del esperado. El poco análisis de fútbol en nuestros medios dificulta que éstas cosas lleguen hacia el hincha de a pie. Por lo general tenemos a la prensa "posibilista" (que no nos considerará eliminados hasta que sea matemáticamente imposible), y los "negativistas", que esperan que Perú obtenga resultados como los de Brasil (ganar casi todo, perder casi nunca, y jugar como el Barcelona), sin considerar que tenemos (al menos) 7 rivales que nos superan en todo. SIETE. La realidad es esa. Por eso es un poco ilógico criticar el resultado, cuando la mayoría de éstas cosas son esperadas (o deberían serlo). Perú no le va bien de visita, y tenemos serios problemas de local, salvo contra unos cuantos rivales. Es lo que hay.

Por lo demás, analizar el fútbol nos dará respuestas para en un futuro volver a ser competitivos. Ahora, pareciera, recién lo estamos logrando, aunque sea ya muy tarde. 

viernes, 11 de noviembre de 2016

Clasificatorias Rusia 2018: Nunca habíamos ganado en Paraguay [Paraguay 1 - 4 Perú]


Por eliminatorias, nunca. Y el historial general es en realidad muy favorable para los paraguayos: 25 victorias, 13 empates, y 13 derrotas (o victorias nuestras). Bueno, ahora son 14.

Para los que gustan de las estadísticas (no confundir con el "matemáticamente", por favor) el escenario para Perú estaba muy oscuro. No solo por el difícil fixture que se nos viene, sino por la realidad del equipo, y los resultados anteriores que poco nos avalan. Hemos perdido demasiado de local, y hacía 12 años que no ganábamos de visita. Y, como dice en el título: jamás habíamos ganado en Paraguay por eliminatorias. ¿Qué podría hacer a alguien sospechar este resultado?

Como para sumarle más dificultades, Paraguay venía haciendo una campaña relativamente buena, llegando a ganarle a Argentina en su propia cancha, en la fecha del mes anterior. Decir que lo de anoche era impensado es poco. El hincha siempre se ilusiona, todo lo ve posible. El estudioso del fútbol entiende las dificultades, y si bien sabe que lo menos predecible en este deporte es el resultado, las estadísticas no están por gusto. La lógica ilógica suele cumplirse. Por eso, aunque ganarle a Paraguay era "posible", lo cierto es que era muy poco probable. Y por eso nos maravillamos.

Siempre he dicho que para que Perú vaya a un mundial, algunas cosas milagrosas tenían que ocurrir. Esta era una de ellas. Lo malo es que no estamos en la mejor de las situaciones como para aprovechar el milagro. Nos faltan, todavía, un par más.